Preguntas Generales

¿Qué beneficios tengo en el Sistema Previsional Mixto?

1. Complementariedad: Los dos regímenes jubilatorios que componen el Sistema Previsional Mixto se complementan entre sí. El valor de la solidaridad (BPS) se complementa con el beneficio del ahorro en una cuenta personal (AFAP) para mejorar la futura jubilación de los trabajadores.

2. Propiedad de la cuenta individual: Cada trabajador afiliado al Sistema Mixto tiene en su AFAP una cuenta de ahorro individual a su nombre que le pertenece. Esa cuenta de ahorro es inembargable por ley.

3. El saldo de la cuenta de ahorro es heredable: Siempre que no genere pensión, el saldo de la cuenta individual es heredable, lo que significa que lo ahorrado en la AFAP siempre beneficia al trabajador, a su familia o sus herederos. En el régimen de ahorro individual lo que el trabajador genere en su cuenta es de su propiedad, y por tanto si éste muere y no tiene beneficiarios de pensión, ese dinero sigue el destino de cualquier otro bien del trabajador: lo hereda su familia.

4. Más opciones para acceder a la jubilación: Los afiliados a una AFAP tienen la posibilidad de acceder a una jubilación con solo haber cumplido 65 años de edad, sin necesidad de acreditar una determinada cantidad de años de trabajo. Esta causal jubilatoria es llamada "jubilación parcial", y permite que el trabajador pueda jubilarse por el régimen de ahorro individual y continuar aportando por el régimen de solidaridad intergeneracional (BPS) hasta alcanzar los requisitos de la jubilación común y también acceder a esta jubilación. Esta posibilidad puede solucionar el ingreso de un trabajador que sólo trabajó formalmente 14 años, con lo cual no logrará configurar ninguna causal por el régimen de solidaridad intergeneracional.

5. Garantías del sistema: El Sistema Previsional uruguayo está regulado por la Ley 16.713 que prevé múltiples mecanismos de control para que las AFAP desempeñen su tarea con las máximas garantías: El Banco Central del Uruguay (BCU) es el encargado de custodiar los valores y controlar que las actividades de las AFAP respeten la normativa legal.

  • Las cuentas son propiedad de los trabajadores y son inembargables por ley.
  • La ley establece mecanismos para que se le asegure al trabajador una rentabilidad mínima que todas las AFAP deben cumplir. A las administradoras se les exige contar con un Fondo de fluctuación de rentabilidad y una Reserva especial para compensar a los afiliados en caso de que la AFAP obtenga rentabilidades que se alejen del promedio del Sistema.
  • Si aun tomados estos recaudos, la AFAP sufriera algún problema financiero o de respaldo que no hiciera posible su continuidad en el mercado, entonces el BCU procederá a su disolución y a la redistribución de los afiliados entre las restantes AFAP existentes. Esta situación está prevista en la ley y se establecen mecanismos para que las cuentas no sufran ningún tipo de pérdida económica. Pasarán intactas a la AFAP que el trabajador elija, o si no lo decide voluntariamente, el BCU le asignará una. En ese caso el afiliado podrá libremente decidir si permanece en esa administradora o se cambia.
  • Las AFAP llevan contabilidades separadas: por un lado está la empresa como tal que gestiona y se maneja con el dinero cobrado por la administración; y por otro lado está el dinero de los afiliados o el Fondo de ahorro (FAP) de los trabajadores, que no es propiedad de la administradora, sino que está custodiado en el BCU. Es importante destacar que el Sistema Previsional Mixto atravesó dos importantes crisis económicas, la de 2002 y 2008, sin ser afectado.

6. Control de la cuenta: Obligatoriamente dos veces al año la AFAP le envía a sus afiliados el estado de cuenta oficial, un documento en el que se puede controlar cómo va creciendo el ahorro. Además, el trabajador puede controlar que efectivamente la empresa en la que trabaja haya realizado aportes a la Previsión Social en tiempo y forma.

7. Valor agregado: El dinero de la cuenta de ahorro es invertido responsablemente por la AFAP para generar ganancia y así hacer crecer el ahorro de cada trabajador, lo que resultará en una mejor jubilación en el futuro.

8. Jubilación por AFAP sin topes: Por el régimen de ahorro individual el afiliado percibe una jubilación en relación directa a lo ahorrado en su cuenta, lo cual estará compuesto por los aportes realizados por el afiliado hasta ese momento, sumados a la rentabilidad de las inversiones que realizó la AFAP hasta ese momento. De esta forma, la jubilación por ahorro individual no tiene un tope superior predeterminado.

9. La AFAP devuelve el aporte en exceso por multiempleo: Los afiliados a una AFAP aportan el 15% de su sueldo nominal, pero sólo hasta el nivel 3 de aportación ($202.693 al 1/2/2021). Si un trabajador tiene dos o más empleos y la suma de sus sueldos nominales supera ese nivel, la AFAP le devuelve en efectivo lo que aportó de más.

whatsapp